Cómo pagar menos en su declaración de la Renta si eres autónomo (I)

11th enero, 2019| Publicado por Declaración de la Renta |

Tras el pacto esbozado entre asociaciones y Gobierno sobre el alza de la base mínima de cotización a la Seguridad Social, y su tipo y a la espera de la aprobación, por parte del Ejecutivo, de una normativa en la que se plasme este acuerdo, este 2019 se presenta algo más difícil para los autónomos en su declaración de la Renta.

Por ello, es conveniente que este colectivo preste especial atención a las recomendaciones de los asesores fiscales que integran el correspondiente Registro del Consejo General de Economistas (REAF). Estas pueden ayudar a planificar de la mejor forma la declaración de la Renta que se debe presentar a mediados de 2019.

Si eres autónomo, presta mucha atención a esta y la siguiente entrada. Desde Consulter Abogados y Asesores compartiremos contigo las principales sugerencias del REAF para que puedan conseguir un ahorro tributario.

Deduce los suministros

Por primera vez, en 2019, si el autónomo desarrolla la actividad en una parte de su vivienda habitual percibirá un ahorro tributario en los gastos de suministros.

Los gastos se dividen por los metros cuadrados que tiene la vivienda y el resultado se multiplica por los metros cuadrados de la porción en la que se ejerce la actividad. Sobre el resultado se aplicará una deducción del 30%.

Manutención

También serán deducibles los gastos de manutención en un centro de trabajo que no sea la vivienda del autónomo. Por eso, es aconsejable guardar todos sus justificantes. La condición es que los gastos se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen a través de medios de pago electrónicos.

Pero hay unos límites. Cuando no se pernocta, no se podrán deducir más de 26,67 euros al día si el gasto se produce en España, y 48,08 euros al día, en el extranjero. Si se pernocta, estas cantidades se amplían al doble.

El trabajador autónomo puede también deducir el 5% del rendimiento neto en concepto de provisiones y gastos de difícil justificación. En este caso será sólo hasta 2.000 euros, y siempre y cuando esté en el régimen de estimación directa simplificada. No la objetiva, llamada también de módulos.

Menú