El despido objetivo

2nd febrero, 2015| Publicado por Despido objetivo |

Atendiendo al artículo 52 del Estatuto de los trabajadores, es el que regula las causas objetivas por las que la empresa, mediante un despido objetivo, puede extinguir la relación laboral con el trabajador. Las divide en las causas imputables al trabajador y las causas imputables a la empresa. Nos centraremos en las primeras.

¿Qué causas son imputables al trabajador para que se realice el despido?

-Por ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida con posterioridad a su colocación efectiva en la empresa. Nos referimos a  ineptitud en el trabajador, como la ausencia de las condiciones necesarias para desempeñar adecuadamente un determinado trabajo y debe considerarse de manera permanente y afectar a las tareas principales de su puesto de trabajo. Puede darse por enfermedad e incapacidad temporal o incapacidad permanente, o por falta de titulación u otros requerimientos administrativos profesionales.

-La empresa realiza algunas modificaciones técnicas que afectan a las funciones desempeñadas habitualmente por un trabajador en su puesto de trabajo, el empresario deberá ofrecer al trabajador un curso dirigido a facilitar la adaptación. Una vez realizado el curso, si el trabajador no se ha adaptado a las modificaciones, el empresario podrá despedirlo con causas objetivas.

-Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes.

Menú