Nos estamos divorciando ¿Quién se queda con la casa? (II)

27th junio, 2018| Publicado por Divorcio | Separación |

Desde Consulter Abogados y Asesores hoy continuamos con la vivienda familiar en el divorcio. Las circunstancias familiares dependerán mucho de quien se quede habitando la vivienda. A continuación exponemos los siguientes casos:

Familia con hijos menores de edad

Cuando el matrimonio tiene hijos menores de edad a su cargo y no existe acuerdo entre los padres sobre quién debe continuar en la vivienda, el uso de la misma y de los bienes de uso doméstico de la familia se atribuirá a los hijos menores y al progenitor en cuya compañía queden, es decir, a aquel de los padres al que le sea concedida la custodia. La única excepción posible es que los hijos tengan otro lugar en qué vivir junto con el progenitor custodio y no tengan necesidad de la vivienda familiar. Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando el padre o madre que ejerce la guarda de hecho mientras se tramita el divorcio, se mude a otra vivienda llevándose consigo a los hijos y decidan establecerse allí.

En los casos de custodia compartida, los tribunales pueden optar entre estas dos soluciones:
Domicilio rotatorio de los padres. La vivienda se atribuye a los hijos menores y son los padres los que cambian de domicilio según el periodo en que ejercen la guarda. Esta posibilidad se conoce como custodia compartida “tipo nido” y consiste en que cada uno de los progenitores ocupa el domicilio en los momentos en que le toca ejercer la guarda de los hijos y lo abandona terminado ese periodo (normalmente cada semana o cada 15 días), permaneciendo el menor siempre en el mismo lugar.
Esta solución, no es muy popular entre nuestros tribunales debido a las dificultades prácticas que supone al requerir que ambos padres tengan, al menos, otra vivienda a la que acudir en los periodos en que no les toca estar con los hijos. Si bien, es quizás la solución que más se ajusta a los intereses de los niños, permitiendo que estos tengan una vivienda estable.

Por último, cuando existan varios hijos y unos queden en compañía de un progenitor y los otros del otro (custodia repartida), será igualmente el juez el que resuelva quién debe continuar en la vivienda familiar según quien sea el interés más necesitado de protección. Para valorar cual de los cónyuges necesita una mayor protección se tendrán en cuenta, además de los recursos económicos y las opciones de habitar en otra vivienda, la edad y estado de salud de los hijos que quedan a cargo de uno y otro cónyuge.

Menú