enfado pareja

¿Cuáles son los conflictos más habituales entre las parejas?

4th octubre, 2019| Publicado por Separación |

En las parejas siempre existen conflictos por el motivo que sea, aunque el amor dure para toda la vida es inevitable que en ciertos momentos haya una discusión. Vamos a exponer, en el día de hoy los confictos más habituales entre parejas:

– Uno de los conflictos más habituales, es el inicio de la convivencia. En estos primeros momentos empezamos a descubrir que cada uno venimos de diferentes sitios, y cualquier pequeñez puede ser motivo de discusión. Para superar cualquier crisis es muy importante ponerte en el lugar de la otra persona y trabajar la empatía. Puede ser, por ejemplo, que nuestra pareja haga una cosa que te molesta de determinada manera porque no la sabe hacer de otra forma.

– Otro de los temas por el que hay conflictos en una pareja es la familia política. La diferencia entre la familia de uno y lo que pueda significar para él su familia política, causa en muchas ocasiones graves problemas en las parejas. Como el caso anterior, lo que hay que hacer es hablar, pero en este caso no es tratar de entender, sino que lo que hay que hacer es acordar principios básicos que no se podrán infringir.

Los hijos es otro de los motivos que más conflictos crea en una pareja. A la vez que son lo que más une, a veces también es lo que más separa. En este apartado podemos distinguir en tres casos diferentes de disputa:

  • Cuando los hijos no llegan. Por ejemplo, que uno de los dos no pueda tenerlos.
  • Puede ser que uno de los dos de la pareja quiera ser padre y el otro no.
  • Los distintos modelos de educación a la hora de la crianza de los niños.

– Por último, también destacamos los problemas monetarios. Es correcto el dicho: «el dinero no da la felicidad«, pero cuando este escasea (por ejemplo por una situación de desempleo) en algunas ocasiones en vez de unirse para buscar soluciones juntos, las parejas se alejan.

En cualquiera de los casos, y como hemos podido ver, la comunicación es la base de una buena relación.

Menú