contrato temporal

Fin del contrato temporal, ¿es obligatorio su notificación por escrito?

28th octubre, 2019| Publicado por Despido |

La extinción de la relación laboral empresa-trabajador puede producirse por muchas causas. Una de las más frecuentes es el fin del contrato temporal. Existen dos tipos de contratos de duración determinada por un periodo de tiempo, que son:

  • Contratos de duración determinada: como son los contratos de obra y servicio, el contrato de interinidad y el contrato eventual por circunstancias de la producción.
  • Luego están los contratos formativos, que se dividen en: contratos para la formación y el aprendizaje y los contratos en prácticas.

Ni el artículo 49 letra c del Estatuto de los trabajadores, ni ningún otro de la legislación laboral, establecen un procedimiento por el cual se ha de realizar la extinción de la relación laboral en un contrato temporal.

Pero en el Real Decreto 2720/1998, que regula los contratos de obra, eventual e interinidad si se recoge la forma de finalización de la relación laboral, sin que obligue a que ésta sea por escrito o tenga alguna formalidad específica.

Recogidos estos datos, podemos decir que no se exige que la comunicación con los trabajadores sea por escrito.

¿Hay que realizar un preaviso de 15 días?

Esto es obligatorio hacerlo cuando el contrato sea superior a un año de duración.

¿Se tiene derecho a indemnización?

El trabajador tendrá derecho a una indemnización de 12 días por año trabajado, en caso de contratos por obra y servicio y contratos eventuales si la empresa notifica la extinción de la realción laboral por fin del contrato temporal.

En los otros casos de contratos temporales no existe derecho a indemnización.

¿Se puede impugnar el fin del contrato temporal?

Si el trabajador no está conforme con la finalización de su contrato temporal, tendrá un plazo de 20 días hábiles desde la fecha de la extinción.

En caso de que la empresa haya indicado un fin de contrato temporal, las posibilidades de éxito de una posible demanda de impugnación de despido se basan en acreditar que el contrato temporal está en fraude de ley.

Existen varias causas para que se de el fraude de ley en los contratos, pero las más frecuentes son:

  • La superación de la duración máxima del contrato establecida por la legislación.
  • Sin superar la duración máxima, que el contrato temporal se haya realizado para una necesidad no temporal, sino estructural de la empresa. Es decir, el contrato temporal sólo se puede hacer cuando exista una necesidad temporal.
Menú