¿Se puede cobrar el paro y trabajar a tiempo parcial?

7th junio, 2019| Publicado por Sin categoría |

¿Qué dice la Seguridad Social respecto a cobrar el paro y trabajar al mismo tiempo?

Debe partir de la base de que la Seguridad Social es un órgano de protección. De hecho, su finalidad, en términos de prestaciones por desempleo, es la de proteger a aquellas personas que, queriendo y pudiendo trabajar, sean despedidas por voluntad del empresario o que, en su defecto; vean reducida su jornada laboral de forma importante. Para ello, les ofrece una prestación económica que, comúnmente, es denominada como paro.

Dicho esto, el cobro del paro es compatible con la posibilidad de trabajar a jornada parcial, aunque con ciertos matices. El más importante de todos es que debe tratarse de su modalidad contributiva; es decir, de la prestación por desempleo a la que se tiene derecho por haber cotizado, al menos, 360 días durante los últimos 6 años.

Opciones del trabajador respecto al cobro del paro y al trabajo a tiempo parcial

El Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) es el organismo que regula todo lo relacionado con la prestación por desempleo y el subsidio por desempleo. Cuando llega el momento en el que un trabajador, cobrando la pertinente prestación; recibe una oferta de empleo a tiempo parcial, le ofrece dos opciones. Eso sí, en ambos casos, tiene la obligación de informar en su oficina de empleo más cercana que va a empezar a trabajar.

Suspensión del pago de la prestación por desempleo

El trabajador tiene derecho a solicitar al SEPE la interrupción de la prestación por desempleo durante los meses que durará su contrato temporal a tiempo parcial con el propósito de reanudar el cobro una vez que expire. Aquí también hay que tener en cuenta dos supuestos:

  • El contrato a tiempo parcial tiene una duración inferior a un año; el sujeto que solicitó la interrupción volverá a cobrar el importe íntegro de la prestación durante los meses que le restasen en el momento de detenerla.
  • El contrato a tiempo parcial tiene una duración superior a un año; en estos casos, se produce el denominado derecho de opción, por el cual el trabajador puede elegir entre cobrar de nuevo la prestación interrumpida o, en su defecto, pedir que se recalcule su prestación teniendo en cuenta las nuevas cotizaciones realizadas durante la vigencia de dicho contrato.
Menú